Pitin Perú - Magazine digital

El enfado de Zidane en conferencia de prensa: “Espero un poco de respeto”

El estratega del Real Madrid, Zinedine Zidane, exigió respeto a la prensa a raíz de las constantes especulaciones sobre su posible salida del conjunto merengue, asegurando que no tiene intenciones de abandonar el club.

“Nosotros vamos a luchar y yo el primero como entrenador. Siempre he dicho que soy un afortunado de estar aquí y no lo voy a dejar”, aseguró Zidane en la previa del partido de Liga contra el Huesca.

“Siempre se habla mucho, es verdad que es una situación incómoda, no estamos finos últimamente, no hemos ganado los partidos suficientes, pero estamos animados a cambiar la situación y es lo que vamos a intentar”, aseguró el técnico.

Luego de superar la Covid-19, Zidane pidió respeto a la prensa ante las contínuas especulaciones sobre su futuro.

Foto: Real Madrid

“Un día estoy fuera o un poco dentro, luego al día siguiente si empatamos o perdemos estoy fuera”, relató un enfadado Zidane, insistiendo en que “me reivindico con los jugadores en que nos dejen trabajar”.

“El año pasado la Liga la ganamos nosotros, entonces tenemos el derecho a pelear nuestra liga este año, por lo menos este año”, aseguró directamente a los periodistas.

“Luego, a lo mejor, el próximo año hay que hacer cosas, hay que cambiar, hay que ver otra cosa, pero este año tenemos el derecho a pelear, por lo menos dejadnos pelear”, insistió el técnico. “Espero un poco de respeto. Díganme a la cara que hay que cambiar el entrenador, pero no solo por detrás”, agregó indignado.

“No estoy contento, estoy enfadado, sí, porque creo que no merezco esto”, aseguró Zidane, que regresa tras una cuarentena después de dar positivo en covid-19.

“Encima he estado dos semanas encerrado como un león enjaulado y tengo ganas de salir, de afirmarme y de decir que vamos a pelear hasta el final”, aseguró. “El próximo año seguro que hay que hacer algo, pero este año nos merecemos esto, esta plantilla se merece seguir y poner la cara y pelear”, concluyó.